Uno nunca sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido - De adicto a ADICTO - Chihuahua - divergenciasinformativa.com.mx

De adicto a ADICTO

Uno nunca sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido

Ernesto Salayandía García

Uno nunca sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido

Salud

Noviembre 10, 2021 15:04 hrs.
Salud Nacional › México Chihuahua
Ernesto Salayandía García › Divergencias Informativa

Daños irreversibles
Apoyado con un bastón, llegue caminando con serias dificultades a Urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social, tengo unas piernas débiles, severamente dañadas, cansadas que ofrecen mucha resistencia para caminar, me duelen, por otro lado, me sofoco de la nada, tres pasitos y entro en crisis, soy hipertenso, fue a buscar ayuda debido a que tengo varios meses que no puedo dormir, tengo una extraña sensación de quedarme sin oxígeno, no puedo respirar, mi corazón y mis pulmones, están severamente dañados, mi nivel bajo de sangre, no le ayuda a que el corazón bombé de una manera a adecuada, agotado, con dolor de piernas, muy incómodo, sentado en una banca de metal, soporte 11 horas para ser canalizado y que me dieran una cama, después de dos horas me pusieron la transfusión de sangre, por supuesto que mi dolor de piernas no desapareció y mi insuficiencia cardiaca no tuvo descanso, no es un refriado.

Severas consecuencias de mi alcoholismo
Hubo una enfermera se encargó de encuestar a los pacientes de urgencias.- ¿Consume usted alcohol o a consumido? ¿Con que frecuencia? ¿A qué edad empezó? ¿Qué problemas tuvo por su manera de bebe? ¿Usa o uso algún tipo de drogas? ¿Durante cuánto tiempo? ¿A qué edad empezó? ¿Qué consecutivas tuvo por su manera de consumir drogas? Todas las respuestas que escuche, no hicieron otra cosa más que recordarme de dónde vengo y confirmar en mí, la gran ignorancia que prevalece en la mayoría de la gente respecto a la maldita enfermedad del alcoholismo, al respecto, me hizo reflexionar profundamente sobre mi cruda reilad, pensar severamente ante la nula calidad de vida que tengo, a la problemática de salud que ofrezco gracias a las consecuencias de mis abusos, los excesos en el consumo de sustancias, las mal pasadas, mal dormidas y mal comida, reflexione sobre la frace que cita en una canción José José.- Fui de todo y sin medida, recordé que él hubiera no existe, llegue a la conclusión de que fui un borracho irresponsable e inconsciente, tire salud, oportunidades, tiempo, dinero y hoy sufro las consecuencias de esta perra enfermedad, maldita enfermedad perversa del alma.- La Saliva del Diablo,.

El gran derroche de salud
Muchas veces, comenzábamos en las cantinas, comiendo botanas , bebiendo tequila y cerveza mientras jugábamos domino, eran tandas o rondas de bebida a cara rato, tomaba como si el alcohol se fuera a acabar, una tras de otra, así pasábamos las horas en la cantina, ya no regresábamos a trabajar, propiamente, era todos los días, de ahí, la seguíamos en algún bar o en la casa de uno de nosotros, a seguir bebiendo hasta al cansancio, hasta quedar como arañas fumigadas, al día siguiente, crudo, vomitando y sintiéndome de los mil demonios, al poco rato, curándome en alguna cantina y de nuevo despertando la ansiedad, es decir, volver a empezar con singular alegría, era más de lo mismo, todos los días, mientras que, sábado y domingo, las borracheras eran en casi, hasta caerme dormido y quedar totalmente noqueado, cuando llego la cocaína a mi cuerpo, podía aguantar más tomando, incluso un buen jalón de polvo me quitaba lo borracho, la resaca al día siguiente era terrible, el dolor de huesos, insoportable y el dolor en las fosas nasales, insoportable, luego le agregue morfina sintetice a mi coctel para quitarme el dolor de huesos y me hice adicto a los antidepresivos, mi ansiedad era tan alta, llegue a fúmame tres cajetillas de cigarros al día.

Mi madre prolongo mi agonía
Llegue a pesar menos de 50 kilos, consumía de diez a 15 pases de cocaína, me inyectaba tres miligramos de morfina, tres veces al día, me tomaba una botella diaria de vodka, consumía todo tipo de antidepresivos, me quede solo, perdí mi programa en la radio, quebré en todos los sentidos, me quede en la ruina espiritual y siempre tuve dinero para sustanciarme, mi madre, pudo haber cerrado esa llave, que en promedio eran más de mil pesos diarios, ella vivía en mi casa por temporadas, vivió mi decadencia, mis delirios de persecución, fue testigo de mi celotipia infernal, de mi vida incongruente, pero no sabía cómo ayudarme, no tenía la información, se sentía culpable y responsable de mi situación, no hubo límites de su parte, en esa temporada, me fui vivir con ella a la CDMX, todas las noches, todo el tiempo, había ron y muchas botellas de licor, yo me empinaba, la pata de elefante, de Bacardy, por supuesto, acompañada de mis paces de cocaína, ahí estuve cerca de un año, bebiendo y drogándome de noche, durmiendo de día, estoy seguro, que si mi madre hubiera tenido la información, la orientación, ella, hubiera trabajado en su armonía y hubiera puesto limites, como dejarme sin dinero o échame de su casa. No lo hizo, me apapachaba demasiado, diariamente me mandaba el desayuno a la cama a las dos o tres de la tarde, a la hora que me despertara, y sin faltar mis cervezas bien frías.-

El hombre llega, hasta donde la mujer lo permite
Cuando voy a las escuelas, les hablo a los niños de mis fondos, de mi vida incongruente.- Le digo.- Trate de matar a mi mujer.- Ahorita estaría en la cárcel sentenciado por asesinato.- Drogado, loco, neurótico, trate de ahorcarla y narro la escena, describo a detalle cómo se encendió mi ira, les despierto la reflexión, al mencionar que yo llegué a ese momento de haber pretendido matarla, porqué ella lo permitió, yo llegue hasta donde ella quiso que llegara, estoy seguro, que si la primera vez que la insulte, que le grite, que la maltrate, ella, me hubiera dicho.- No voy a permitirme, que me insultes, no voy a permitirme, que tú me faltes al respeto y me hubiera mandado a freír espárragos, no hubiera llegado a ese momento, pero llegue, nunca hubo un límite.- Muchas mujeres, no tienen la autoestima sólida, caen en el juego de la enfermedad y permiten que les hagan daño, no tienen respeto por ellas mismas y dejan a una pareja, después, salen de Guatemala y entran a wáter peor, ellas atraen las relaciones toxicas y cuando hago alguna sugerencia, me dicen.- Ernesto,. Eso ya lo trabaje.- Si, pero no lo has trascendido, caíste en el mismo juego y como que no lo creen, se dan casos, que después de algunos meses, después de haberse librado de un enfermotote, conocen a alguien, al principio, hay fuegos artificiales, es el amor de mi vida, - Mi príncipe azul.- luego el cuento es otro cuento, se dan cuenta que el tipo está sumamente enfermo, peor que el anterior y mientras no se tenga una liberación emocional, un crecimiento espiritual, una madures e inteligencia emocional, habrán de cometerse los mismos errores con drásticas consecuencias emocionales, ellas, atraen a gente toxica y es el cuento de nunca acabar, gravé error, es sentirte que lo sabes todo, que ya has hecho un mundo de cosas, conozco a infinidad de mujeres con altas horas de vuelo con el psicólogo, asisten a cursos, talleres, retiros espirituales y van de mal en peor, viven encarceladas por sus emociones.- hoy no hay tips, hay límites firmes que debes de considerar y cuando tengas fortaleza debes de empezar con limites pequeños, pero sólidos, los limites grandes, los podrás poner en su memento, conozco a mucha gente, qué darles sugerencias, es como lavarle la cabeza al burro, pierdes el tiempo, el agua y el jabón, hasta un patadon te andan dando.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

-