AGENDA SINDICAL

Socialismo en este 2024

Carlos Carral Hernández / Redacción /

Socialismo en este 2024


Enero 03, 2024 18:50 hrs.
Política ›
Carlos Carral Hernández / Redacción / › Divergencias Informativa

Con la llegada de Javier Milei a la presidencia de la Argentina y su estilo incendiario con el que acusa de socialismo todo lo que no le gusta, varias son las reflexiones que tenemos que hacer partiendo de su discurso como catalizador, para analizar hacía dónde vamos en el ámbito económico y si en efecto es el camino correcto frente a tanta miseria, corrupción y desigualdad social que se está viviendo en prácticamente todo el mundo.

El escenario a nivel mundial es complicado, no se ve que la voracidad del modelo económico se detenga, por el contrario hay amenazas de guerras e incluso conflictos internacionales, que de detonarse abiertamente, agudizarán aún más las crisis económicas locales y una posible global, que pudiera llevarnos a un conflicto armado de dimensiones inconmensurables como una Tercera Guerra Mundial, pero no por la defensa a una causa justa, sino por esa hambre económica que parece no tener fin.

Bajo un contexto como el expuesto, tal vez con extremo pesimismo, es inevitable cuestionarnos si las medidas tomadas por ejemplo por un Javier Milei, son las adecuadas para enfrentar la demanda internacional o si las políticas de un López Obrador al que también acusan de socialista son aún más adecuadas, aunque creo que ni los propios protagonistas de esas decisiones tienen claro a dónde llegarán con lo que están decidiendo.

De entrada tenemos que ser realistas, el socialismo, ese diseñado de manera ideal, no tiene futuro ni tampoco alguna posibilidad, conste que estoy separando a los regímenes como el Venezolano, el Cubano, el Nicaragüense y desde luego el Mexicano, que de socialistas tienen lo que el 99.99% de la población mundial tenemos de astronautas, es más, cuando menos en el caso del gobierno de López Obrador ni a izquierda liberal llega.

Aclaremos, con esto no estamos diciendo que el capitalismo, mucho menos el neoliberal, sea el camino correcto, de lo que estamos hablando es que ambos modelos están equivocados y que en alguna medida tienes también algo de razón, aunque definitivamente en su contraposición han condenado a la humanidad a la miseria.

El problema en el capitalismo, sea mercantil, industrial o neoliberal, es que se da un abuso de quienes ostentan el poder económico y político en aras de la idea de ’libertad’, aunque no se aclara que se habla de la libertad de mercado, no de la libertad a secas, abuso que encierra excesos que se cometen en contra de la mayoría de la población a nivel mundial, a la que no se le quiere reconocer ningún tipo de derecho y protección de carácter social, con el argumento de que alguien tiene que pagar por ello y que así, quienes deben de cubrirlo son lo que gozarán de los servicios médicos, de acceso a la vivienda y la educación, aunque no ganen ni para cubrir plenamente la canasta básica diaria.

Del otro lado, el del Socialismo que a simple vista suena esperanzador bajo el ideal del bien colectivo, su fracaso está en no cuidar en ser confundido en una promesa irreal en la que ’alguien que no soy yo mismo’, se hará responsable de mi propia existencia, es decir, se confunde terriblemente socialismo con paternalismo y clientelismo, cuando realmente lo que esta teoría plantea es todo lo contrario.

¿Qué proponía el Socialismo como condición necesaria?: la formación de un nuevo hombre y mujer, que sin dejar de jugar su papel como integrante de la sociedad civil, también sea un animal político parte de la vida política común, en resumen, que a pesar de contar con algunos controles que eviten que haya clases sociales, cada individuo sea responsable de si mismo, su error, pretenderlo hacer desde la colectividad y no trabajarlo desde la vertiente individual.

El socialismo no cuenta con la herramientas para crear al hombre y mujeres responsables que requiere, responsables de sí mismos, así como el capitalismo con su extrema individualidad y parapetados en la idea errónea de libertad, no puede de ninguna forma garantizar que haya no sólo derechos iguales para todos, sino las mismas posibilidades y oportunidades.

AGENDA

1. Leía en la introducción del libro ¿Qué es la propiedad? de Joseph Proudhon, una reflexión que me pareció fenomenal: ’la Justicia no es producto del Derecho, por el contrario es el Derecho el que debe ser producto de la idea de Justicia’, así la invitación del autor es preguntarnos, ¿cuál es la idea de justicia de nuestra sociedad?, ello partiendo de los fenómenos que sigue tutelando y protegiendo el sistema jurídico, que en pleno imperio del paraíso de los Derechos Humanos, sigue sin redignificar la vida de nadie a pesar de que eso prometió.

Lo comentamos porque la llegada de cada gobernante implica cambios que aunque concordantes al modelo imperante, sí implican cambios drásticos en el sistema jurídico, tal y como ocurre con la llegada de Milei al gobierno de Argentina, donde lo poco que queda de Derecho y Justicia Social, está amenazado de muerte.

2. Gran noticia saber que la Fiscalía General de Justicia del Estado de México ha determinado que en enfrentamiento en el municipio de Texcaltitlán, la comunidad actuó en legitima defensa, creo que fue la salida más fácil para esta dependencia, que seguramente no tiene ni indicios de qué personas estuvieron en el enfrentamiento. Lo que sería verdaderamente genial y reconocible, sería que la misma Fiscalía nos informe sobre el paradero de las 14 personas que fueron privadas de su libertad con lujo de violencia. Delfis por favor despierta!!!.

carralhernandez@gmail.com
www.facebook.com/carloscarral2022
Abogado Postulante y miembro de la Escuela para la

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

Socialismo en este 2024

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.