Orientada Mexiquense

Que sigue para contrarrestar el Sars Cov2

Redacción/José Luis Garay

Que sigue para contrarrestar el Sars Cov2

Salud

Septiembre 01, 2020 20:54 hrs.
Salud Internacional › México
Redacción/José Luis Garay › Divergencias Informativa

Ni autoridades de salud lo contemplan por los debates

Rebatinga dentro del debate con la pandemia Sars Cov2, generado en las últimas semanas, se ha generado a nivel nacional e internacional, acerca de cuál es la mejor estrategia para superar la el virus. Por un lado, están los que sugieren mantener las medidas de aislamiento social y el paro de sectores económicos no esenciales; Color con color, pero no hay nada claro, hay mucho descoloridos, y, por otro, están los que opinan que debemos terminar la cuarentena social, comenzar a la reactivación de las actividades productivas.

¿Cómo lograr la confianza y la participación coordinada de la gente en este delicado proceso de desconfinamiento y reactivación? Una posible respuesta puede ser la adopción de una estrategia de aplicación generalizada de pruebas de inmunidad, que es una práctica común en todos los países que han iniciado la reactivación de sus actividades productivas.

Claro, muchos analistas consideran que éste es un falso debate. Sin salud no hay economía y sin economía no puede haber salud. Ha, pero no sólo lo que estamos enfrentando en México y en el mundo entero, inequívocamente no como se piensa y no se analiza, es un problema binario. Lo que sí, enfrentamos un problema mucho más complejo y multidimensional.

Es cierto que, si continuamos la cuarentena y mantenemos cerrada la economía por más tiempo, corremos el riesgo de destruir más empresas y empleos; un remedio que terminaría siendo más costoso que la misma enfermedad. Pero también es verdad que, si reanudamos actividades demasiado rápido, sin tomar las medidas sanitarias necesarias, tarde o temprano tendremos que volver a parar debido al aumento de contagios y la saturación de hospitales.

Muchos países que han intentado reiniciar actividades han sufrido rebrotes agresivos. Ahí están los casos de China, Corea y Japón. Y aquellos que nunca pararon actividades del todo, siguen padeciendo altos niveles de contagio y letalidad. El reto es encontrar un punto intermedio en el que podamos ir aprendiendo a coexistir con el virus sin exacerbar el riesgo de salud de las personas, en particular de los grupos más vulnerables a la enfermedad.

Ello implica, en primer lugar, ir reactivando paulatinamente la actividad económica a partir de un esquema que contemple estrictas medidas de vigilancia epidemiológica. Y, en segundo lugar, ir desarrollando una nueva cultura, que podríamos denominar ’parte,’, orientada hacia la prevención permanente y el constante distanciamiento social.

En esta tarea, es importante tener presente que cualquier estrategia diseñada para coexistir con el virus, de aquí a que se tenga una vacuna, deberá contar con la confianza de la gente.

Diversas encuestas indican que dos terceras partes de la población perciben que lo peor de esta crisis está por venir y muchos no confían en la información oficial. Muestra de ello son la confusión y las dudas generadas a partir del anuncio de las autoridades federales de salud acerca del regreso ’gradual y seguro’ a las actividades económicas y escolares. Muchos lo interpretaron como el fin del confinamiento y el retorno a la ’normalidad’. Otros lo consideraron como una medida apresurada y riesgosa.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.