La calumnia con opinión (Política)

¿Qué chingados es el activismo?

Carlos Carral Hernández

¿Qué chingados es el activismo?


Justicia

Diciembre 22, 2020 22:11 hrs.
Justicia Estados › México Estado de México
Carlos Carral Hernández › Divergencias Informativa

Hoy a cualquier pendejada le llaman activismo, me refiero desde luego al activismo político, así como a cualquier acción le llaman política. El concepto es tan amplio que hay ciber activismo en todas sus vertientes, en redes sociales, en sistemas de mensajería instantánea, etc, pero desde hace mucho tiempo se dejó de hablar de activismo en las calles, con la gente, sobre causas verdaderamente sociales y muy concretas, hoy todo raya en convencer a la gente de que un partido, una coalición o una persona son los únicos viables para acceder al poder y que los contrarios son corruptos o un peligro por qué sí.

El día martes 22 de diciembre, en su perfil personal de Facebook, Salvador Díaz Sánchez nos dio un regalo a tal vez solo unos cuantos, reestrenó su cortometraje ’Los encontraremos (represión política en México’, sí, aquél cortometraje con el que a pesar del malestar gubernamental ganó un ’Ariel’ en 1983 en la categoría de mejor cortometraje documental y digo que fue un regalo para unos cuantos, porque para la gran mayoría seguramente será una vieja película a blanco y negro, sin saber que en su trama se muestra parte de la historia más cruda del país, se describe lo que es la verdadera hambre de justicia de un pueblo, pero sobre todo la necesidad y la justificación de la lucha social.

Mientras que para muchos el evento pasó desapercibido, para algunos entre los que tengo la fortuna de estar el reestreno fue todo un suceso, a ese cortometraje que nunca puede ver completo hasta ese día le debo parte de los que pienso y por tanto soy, la emoción fue tal que no pude evitar saltar de la silla, tomar inmediatamente la computadora y escribir estas líneas, adicionalmente lo confieso, rápidamente busqué en internet una herramienta que me permitiera descargar el video de Salvador Díaz, a quien tuve la oportunidad de tener como profesor en la universidad, alguien a quien debo decir, no valoré en toda su dimensión en su momento.

Volver a ver esas escenas despertaron en mí las mismas emociones que aquella primera vez que lo pude ver parcialmente: indignación, rabia y tristeza. Me hizo recordar nuevamente por qué me enrole sin muchos fundamentos en la izquierda partidaria por ahí de 1998, pero al mismo tiempo me puso frente a las cuerdas, cuantas tontería he hecho pensando que son activismo y política, cuando en realidad son viles intentos por vivir del presupuesto o una respuesta a la manipulación de quienes pretender lograr eso.

En el corto vemos a quién no tuvo de otra más que iniciar una lucha cuando no sabía nada de ello, a quién buscando concientizar a la sociedad de muchos abusos del poder no le quedo otra más que aprender a organizar y hacer activismo, a una mujer, Rosario Ibarra de Piedra, que desde su faceta de madre vivió en carne propia una de las ignominias más grandes que tal vez cualquier persona pueda vivir: perder un hijo para siempre a manos de quienes dicen existen para cuidarnos.

¡Eso es activismo!, tener una causa clara y luchar por hacer consciente a la sociedad de ella, hacerle ver que existe y las razones por las que se debe transformar, algo para lo que no se requiere ni presupuesto público, muchos menos aspirar a un cargo para supuestamente transformar esa parte nociva de la realidad desde el poder.

Tal vez la definición de activismo político sea muy amplia y no tengo los suficientes argumentos para explicar lo qué es, pero de lo que sí estoy seguro es que activismo no es andar tratando de convencer a los electores de lo legitimo de una coalición conformada por el PRI, el PAN y el PRD, o de que la 4T y sus partidos aliados encabezados por morena son honestos por decreto, eso es manipulación pura, así como también sé que política no es andar armando nuevos partidos políticos para perpetuarnos en el poder y seguir viviendo del presupuesto.

Si los hechos que presentó Salvador Díaz en su momento en su cortometraje ocurrieran hoy, los Jesuses Ortega estarán del lado del gobierno, que no necesariamente sería priísta, morena tiene toda la madera para detonar en gobiernos del calado autoritario como el que se nos muestra en el filme citado. Ojalá muchos se den 36 minutos de su vida para ver el corto, si después de eso creen que política y activismo son defender a capa y espada a una persona o un partido, pueden estar ocurriendo 2 cosas, por un lado tiene la firme convicción de vivir del presupuesto o por otro sería bueno que incursionen un poco más en historia y filosofía para que entienda las atrocidades que se han comedido en nombre de la libertad y la democracia, porque en eso que hoy defienden no hay lucha, tal vez solo buenas intenciones de unos cuantos.

carralhernandez@gmail.com

https://www.facebook.com/carralcarlos/

Delegado Presidente de la Delegación Valle de México en el
Colegio de Abogados del Estado de México A.C.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.