Orientada Mexiquense (salud)

Porque me gusta ser medico ¡por el prójimo!

Redacción

Porque me gusta ser medico ¡por el prójimo!


Salud

Octubre 23, 2020 17:10 hrs.
Salud Nacional › México Estado de México
Redacción › Divergencias Informativa

Porque he dormido menos y he aprendido mas

Porque se mirar a las personas de otra manera. Y he tratado de proporcionarles bienestar.

Porque me gusta desayunar cuando los demás comen, comer cuando cenan y cenar mientras duermen.

Porque he dejado de comer hasta lo impensable, ya que el tiempo jamás alcanza y le he pedido a mi paciente que haga lo contrario.

Porque necesitaba saber cuánto café puedo soportar, cuánto tiempo puedo aguantar sin dormir, sin descansar, sin agua, sin evacuar.
Porque nadie sabrá nunca en que turno trabajo por más que lo intente y por más que explique mi calendario.

Porque es interesante ir de vacaciones cuando los demás no pueden y mejor estar trabajando cuando todos están de vacaciones. Porque se que al estar solo es todo un reto abrir un paquete estéril. Y sé, que lo que no se arregla con tela adhesiva, no tiene solución.

Porque puedo ir al trabajo en pijama y quedarme con ella todo el día. Porque se lo que es no tener vida social y...no importa; la vida social está dentro del hospital, o en el consultorio. Por qué tengo Ángeles que me ayudan a desempeñar mi trabajo.

Porque la plática con mis colegas es técnica, interesante, interminable, y puede ser muy divertida, al bromear y otras gentes a tu alrededor jamás entenderán lo que hablas si así lo quieres.

Porque puedo decidir en un instante en qué invierto mis 20 minutos libres,
comer o dormir?? Porque en el hospital, consultorio, dispensario, centro de salud, las aventuras son más intensas de lo que me puede imaginar.

Porque sacar a un paciente de un paro cardiorrespiratorio
aporta una intensa adrenalina y un cúmulo de endorfinas por la satisfacción de haber salvado una vida.

Porque es un reto increíble explicarle a mi paciente lo que tiene, cuando me tomó años entenderlo. Y más reto es haber llegado al diagnóstico preciso y tener la terapéutica adecuada.

Porque mis éxitos serán atribuidos al avance de la ciencia, a la tecnología o algún santo, pero mis fracasos solo a mi me pertenecerán. Pero sé perfectamente que un día mi Maestro me dijo "Bien muy bien hecho Doctor".

Porque mi familia puede o no entender mi trabajo pero gran parte de lo que he realizado, es pensando en ellos y por ellos cada día trato de ser mejor.

Porque la mejor paga no está en mi salario, sino en la mejoría de mi paciente. Sin embargo sé que mi salario es fundamental para continuar adelante.

Porque he tenido el privilegio de haber visto la vida directamente a los
ojos cuando atendí mi primer parto, porque he logrado calmar el dolor y he acompañado a alguien en su despedida tomando su mano. Y siempre me sentiré satisfecho de haberlos ayudado aunque jamás recuerden mi nombre.

Porque "el gracias Doctor... me cambió la vida"; ha sido un tesoro y de las mayores recompensas que me fueron concedidas.

EL MEDICO, VALE MUCHO MÁS DE LO QUE SE PIENSA Y HACE MÁS DE LO QUE NADIE SE IMAGINA ..!!


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.