La cuenca lechera de Texcoco (4) - Orientada Mexiquense (Cuenca) - Texcoco - divergenciasinformativa.com.mx

Orientada Mexiquense (Cuenca)

La cuenca lechera de Texcoco (4)

Antonio Huerta Paniagua.

La cuenca lechera de Texcoco (4)


Ganadería

Mayo 10, 2021 23:36 hrs.
Ganadería Nacional › México Estado de México
Antonio Huerta Paniagua. › Divergencias Informativa

A. Huerta P. / C. García S. / I. Rodríguez R.

Características físicas de la zona

Una de las principales características físicas de la zona de Texcoco que atrajo el interés de los ganaderos, principalmente los productores de leche, era la disponibilidad que había de agua en abundancia en aquellos años. Una vaca lechera consume diariamente de 70 a 80 litros de agua. Así que es indispensable para la creación de una cuenca lechera contar con agua en grandes volúmenes, y en Texcoco esa era una de sus características.

Por los ríos existentes en Texcoco, en esos años, corría agua limpia en todas las estaciones del año. Esos ríos eran alimentados por aguas de escurrimientos pluviales y también por manantiales ubicados en la Sierra Nevada, particularmente el Monte Tláloc. Los manantiales todavía existen, pero ya no llegan al Valle de México por su aprovechamiento en las comunidades. Y los ríos ahora son drenajes a cielo abierto.

Por otra parte, el agua subterránea estaba a escasos cinco metros de profundidad; así que todos los ranchos, establos, y numerosas casas habitación tenían pozos (norias) con agua potable. Hoy el agua está contaminada. Poco después el manto acuífero bajó y los pozos tuvieron que profundizarse, pero escasamente a 30 metros. En ese escenario, cada rancho tenía de uno a cinco pozos, tanto para el riego de los campos de cultivo como para el consumo de las vacas y de las personas.

Pues bien, así fue como durante la década de los años treinta y la primera mitad de la década de los años cuarenta del siglo pasado, nació y se creó la Cuenca Lechera de Texcoco.

AUGE Y BONANZA DE LA CUENCA LECHERA DE TEXCOCO

A partir de esas décadas el número de ranchos en la región texcocana se empieza a incrementar. Para la década de los sesenta ya había más de cien ranchos lecheros de diferentes tamaños y niveles de tecnificación. Dependiendo de los testimonios y las crónicas locales, había 85 ranchos registrados, cuyos propietarios eran 55 ganaderos; aunque por otra parte se afirma que solamente fueron 54 ranchos grandes los existentes en la cuenca lechera, y los demás eran de medianos a chicos. Otras crónicas sostienen que llegaron a ser hasta 58 grandes ranchos.

Y en cuanto al hato ganadero y la producción, en una fuente se afirma que en la década de los cuarenta había en la cuenca entre 12 mil y 14 mil vacas lecheras y se producían alrededor de 50 mil litros de leche diariamente. En otra fuente se asienta que en los años sesenta la producción de leche llegó a ser de cien mil litros al día. Para 1971 la Asociación Ganadera de Texcoco reportaba 12,260 vacas; y en 1985, de acuerdo con la Estadística Básica Municipal de Texcoco, había 18,008 bovinos. El ganado era principalmente Holstein, aunque había algunas vacas Holandesas y Pardo Suizo, así como algo de ganado Santa Gertrudis. Todos los ranchos grandes tenían sus propios pozos; el sistema de producción era intensivo y estabulado y en los terrenos de los ranchos se producía principalmente alfalfa, luego maíz forrajero y algo de sorgo, ambos para el consumo animal, pero la producción de forraje en la zona era insuficiente, así que se compraba alfalfa en el estado de Hidalgo. Los ranchos de la cuenca prácticamente tenían asegurado un buen mercado de leche en la ciudad de México, en Texcoco y en otros lugares cercanos.

La Asociación Ganadera Local de Texcoco

Los ganaderos de la Cuenca Lechera de Texcoco estaban muy bien organizados. Habían constituido la Asociación Ganadera Local de Texcoco, A.C., y su primer presidente fue Don Clemente Cuesta García, quien estuvo por varios años al frente de la Asociación hasta que, por la edad y su salud, dejó el cargo y fue sucedido por el Señor Edmundo Herrero Alfonso, propietario de la Ganadera Tolimpa; en esta nueva dirigencia, el Señor Antonio García Catalán (QEPD), fungió como tesorero.

Posteriormente, ocupó la presidencia de la asociación Don Manuel Morán Fong, fungiendo como tesorero el MVZ Juan Antonio García Santillán. Y tanto en esta última administración como en la pasada, el Señor Francisco Ayala Brito estuvo al frente de la secretaría y además como contador de dicha organización.

Otro presidente de la Asociación Ganadera fue Don Augusto Rodríguez. Fue durante su gestión que la Asociación Ganadera adquirió sus propias instalaciones. La Asociación originalmente estaba en una casa antigua del Señor Miguel Peña Rupit, en la Calle Nezahualcóyotl No. 216, Colonia Centro, de la ciudad de Texcoco, en donde le rentaban una casa vieja pero amplia, para oficinas. Cuando el Señor Rupit decidió demoler esa casa para construir un edificio, le proporcionó a la Asociación un departamento que estaba atrás de esa casona vieja. Si bien era un departamento moderno, no era amplio y sí incómodo.

Así que, en esta última administración, la Asociación compró y construyó sus propias oficinas en un predio sobre la Calle Santos Degollado, No. 198, Colonia San Juanito, casi esquina con Allende, de la misma ciudad de Texcoco.

Cuenta Don Manuel Morán Fong que:

’…durante mi gestión como presidente de la Asociación, en la década de los setenta, había registrados 33 ranchos; pero ahora, en este año del 2020, al parecer solamente quedan tres: El Rancho San José, en Cuautlalpan; el Rancho Xalapango, en San Joaquín; y el Rancho Moreda, por la Magdalena Panoaya.’

Además, relata que debido a que empezaba a haber una diversificación de actividades ganaderas en la región texcocana, como la porcicultura, la avicultura y la cría de borregos, decidieron los agremiados a principio de los setenta cambiarle el nombre a la Asociación para denominarse de acuerdo a su actividad y especialización: la producción de leche; entonces, se realizaron los trámites correspondientes y se le cambió el nombre a la Asociación por el de ’Asociación de Productores de Leche de Texcoco, S.A.’. Su presidente es ahora el Dr. Ramón Riestra Rubín.

Una de las funciones de la Asociación Ganadera era negociar con los gobiernos en turno los precios de la leche. Para el Gobierno Federal, la leche era (y es aún) un producto de la canasta básica y estaba sujeto a restricciones en cuanto al incremento de su precio en el mercado, y todavía lo está. Así que año con año era siempre el mismo conflicto; por un lado, los ganaderos de la región de Texcoco (y de todo México) solicitaban incrementar el precio de la leche para soportar los costos de producción, ya que año con año subían los insumos y el salario mínimo; pero por la otra parte los gobiernos sistemáticamente se negaban a autorizar incrementos en el precio que realmente cubriera esos costos de producción. Además, no había por la parte gubernamental subsidios, apoyos o incentivos.

Otra de las actividades de la Asociación Ganadera era asistir año tras años a los congresos nacionales ganaderos que se realizaban en diferentes lugares del país.

En cuanto a los trabajadores de los ranchos, también estaban organizados. En 1942 el Señor Alfredo Ramírez Luna fundó el Sindicato de Vaqueros, quedando como Secretario General, y como Secretario de Actas, el Señor Vicente Hernández. Actualmente esta organización opera como el Sindicato Único de Vaqueros y Campesinos Conexos y Similares del Estado de México, y su dirigente hasta el año 2017 era el Señor Sabino Hernández Buendía.


Continuará parte 5


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.