Columna invitada

José Francisco Ruiz Massieu a 25 años: el retorno a la buena política

Agencia de noticias Plata Pura

José Francisco Ruiz Massieu a 25 años: el retorno a la buena política

Periodismo

Septiembre 28, 2019 20:42 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Agencia de noticias Plata Pura › guerrerohabla.com

*Fue conocido por su ecumenismo: académico, dirigente, ideólogo y gobernante, escribía casi tanto como leía, y se entregaba al debate intelectual con la misma pasión que lo hacía a la lucha política

Hay ausencias tan fuertes que nos significan más que las presencias ligeras. Hay inteligencias tan luminosas que, aunque ya no estén con nosotros, siguen señalando horizontes para la reflexión. Hay cariños tan profundos que desafían el tiempo y el olvido, para convertirse en memoria e inspiración permanentes. Hay hombres que empiezan estudiando la historia y que terminan escribiéndola.

El inicio del otoño marca un aniversario más de la partida de José Francisco Ruiz Massieu: el intelectual que hizo política; el político que creyó en el poder de las ideas y los ideales; el modernizador partidista, el hombre de Estado, mi padre. Hoy se cumplen 25 de esos otoños, un cuarto de siglo de aquella ausencia que, sin embargo, se transforma en presencia cada día por la potencia de sus ideas; por el ejemplo de sus convicciones; por el recuerdo de su sentido del humor, su generosidad y su calidad humana.


José Francisco Ruiz Massieu fue conocido por su ecumenismo: académico, dirigente, ideólogo y gobernante, escribía casi tanto como leía, y se entregaba al debate intelectual con la misma pasión que lo hacía a la lucha política.

Pero si él es referente vigente, es porque encarnó un modelo del hombre de Estado que fusionaba estas múltiples facetas: el político que conoce los problemas desde la sofisticación teórica, lo mismo que desde la experiencia práctica; el servidor público que por su sensibilidad social hace de la técnica herramienta y no dogma; el mandatario que se desenvuelve con igual soltura en las calles y en las bibliotecas; el militante que es al mismo tiempo hombre de acción y de reflexión; el conciliador que sabe mantener sus convicciones a la vez que dialogar con quien piensa diferente. En pocas palabras, el político ilustrado, humanista, moderno, progresista.

Esa tradición política, de la que José Francisco Ruiz Massieu es representante aventajado, se necesita hoy como pocas veces, en un contexto polarizado, cuando unos rechazan la técnica en nombre del pueblo, mientras otros quieren marginar al pueblo en nombre de la técnica; cuando la ofensa se ha normalizado como estándar de conversación y ha reemplazado al debate; cuando al contrario se le considera enemigo en lugar de interlocutor; cuando los soundbites sustituyen las elaboraciones ideológicas y los personajes públicos se manufacturan en agencias de imagen.

El retorno a la escuela de mi padre se impone porque a México le urgen políticos que hagan buena política. Precisamente en esa ausencia sentida está la fuerza de su presencia necesaria, el anhelo que nos invita, en este momento histórico, a estudiar, repensar y actualizar los horizontes que dibujó con sus palabras y acciones.

Para defender y rediseñar las instituciones; recomponer el sistema de partidos; fortalecer contrapesos al poder; articular la narrativa de un futuro para el país que sea incluyente. La presencia de José Francisco nos convoca, a 25 años, como modelo, inspiración y guía del político integral.



POR CLAUDIA RUIZ MASSIEU

SENADORA DE LA REPÚBLICA

@RUIZMASSIEU


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.