Cosas Veredes, Chonito!

Costumbres

Mario Andrés Campa Landeros

Costumbres

Cultura

Agosto 22, 2019 13:27 hrs.
Cultura Nacional › México Ciudad de México
Mario Andrés Campa Landeros › diarioalmomento.com

Ella se estremece y sus gemidos se ahogan en el
Pecho del joven. Sus cuerpos se agitan como las olas

Ella llora de dolor y alegría.
Argún le anuncia a Marco Polo que va a tomar a su primera esposa. La ha comprado por cinco caballos. Invita a Marco Polo a la ’ceremonia’. La joven está escondida en casa de sus padres y el novio tiene que encontrarla y raptarla para llevársela a la suya.
Argún, vestido de guerrero, con su casco puntiagudo, cabalga en un magnífico corcel con la hermosa silla de cabeza de águila. Una hilera de honor lo lleva a la tienda de sus suegros. La atraviesa entre las aclamaciones de la multitud, que espera con impaciencia el momento de abrir los odres de kumis, una vez consumada la boda.
Argún, bizarro, detiene el caballo rodeado de lugartenientes, en el que hay un sitio reservado para Marco Polo. El príncipe mongol desmonta y entra a la tienda. Aparentemente está vacía. Argún explora la penumbra con sus ojos de gato. Dentro sólo se ven cojines. Saca el látigo y empieza a golpear los cojines. Se oye un grito y una forma de mujer empieza a moverse. El joven se acerca al escondite de su prometida, La muchacha le mira asustada, Argún con una carcajada triunfal, deja que se escape corriendo.
Un momento después el mongol sale en su persecución, muy divertido. Cuando se cansa la joven, él acelera la carrera y se abalanza sobre ella. La muchacha se defiende con puñetazos, que para él son caricias. La levanta sin contemplaciones y se la echa a hombros. Entre vítores de los suyos, Casi sin esfuerzo la sube a la silla. Con su presa, el raptor sale a galope.
Argún siente ese cuerpo ondular entre brazos que le incitan con su resistencia. Se detiene delante de su tienda, desmonta, coge a su novio en brazos y la lleva dentro, donde la viola con brutalidad experta, entre los comentarios entusiasmados de sus compañeros. Los amigos de Argún gritan como animales acompañando los movimientos de su señor. Ella llora de dolor y alegría, mientras sus cuerpos se mueven como las olas.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.