Breve reseña histórica del movimiento estudiantil de 1968 (2) - SE DEFINE EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL - Texcoco - divergenciasinformativa.com.mx

Breve reseña histórica del movimiento estudiantil de 1968 (2)


SE DEFINE EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL



Educación

Octubre 02, 2021 19:01 hrs.
Educación Internacional › México
Antonio Huerta Paniagua. › Divergencias Informativa

El 27 de julio de 1968, los estudiantes, en protesta por los enfrentamientos del día anterior contra los granaderos, inician la toma de instalaciones académicas y se posesionan de las Preparatorias Números 1, 2 y 3 de la UNAM; además, se declaran en paro indefinido.

Fue prácticamente con la toma de esas preparatorias por parte de los estudiantes que se iniciarían las huelgas, y junto con la organización de la marcha del 26 de julio, se definió o nació el ’Movimiento Estudiantil del 68’.

El 28 de julio, en la Escuela Superior de Economía del IPN, se realizó una asamblea de representantes estudiantiles de esa casa de estudios y de la UNAM en la que se analizó la posibilidad de entrar en huelga hasta que fueran satisfechas las siguientes demandas:

1) Desaparición de la FNET (Federación Nacional de Estudiantes Técnicos), una federación estudiantil infiltrada y controlada en gran parte por el PRI, de la ’porra’ universitaria y del MURO (Movimiento Universitario de Renovadora Orientación), que no era más que una organización supuestamente estudiantil de ultraderecha, vinculada con organizaciones de ese corte, con el clero y con el Partido Acción Nacional (PAN);
2) Expulsión de los alumnos que fueran miembros de esas agrupaciones y que militaran en el PRI;
3) Indemnización a los estudiantes heridos y a los familiares de los muertos;
4) Excarcelación de todos los estudiantes detenidos;
5) Desaparición del cuerpo de granaderos y demás cuerpos policiacos represivos; y
6) Derogación del Artículo 145 del Código Penal.

El 29 de julio, los estudiantes de algunas otras preparatorias y vocacionales bloquearon avenidas, capturaron algunos camiones, apresaron a dos policías y acuerdan hacer un paro indefinido en solidaridad con el Movimiento.

En ese mismo día, los estudiantes se hacen fuertes en las instalaciones de la Preparatoria Nacional de San Ildefonso al intentar la policía y los granaderos tomarla. Ante la supuesta incapacidad de esas corporaciones policíacas por recuperar las instalaciones, el General Alfonso Corona del Rosal, Jefe del Departamento del Distrito Federal, y el Licenciado Luis Echeverría, Secretario de Gobernación, de acuerdo con el plan establecido con la CIA, solicitan por primera vez en ese Movimiento la intervención del Ejército.

Al día siguiente, 30 de julio, la puerta de la Preparatoria de San Ildefonso, una obra maestra del arte barroco colonial, fue destruida mediante una explosión desde dentro del inmueble por el grupo de infiltrado de Corona del Rosal entre los estudiantes. La prensa y los medios masivos de comunicación anunciaron que había sido el Ejército Mexicano quien (desde el exterior) había destruido de un ’bazucazo’ esa irreparable puerta. Desde luego que se imponían los intereses políticos por sobre el arte, la cultura y la historia. Y el Ejército aceptó la autoría. En ese hecho hubo entre 8 y 10 estudiantes muertos.

Ese mismo día, el Rector de la UNAM, el Ingeniero Javier Barros Sierra, en Ciudad Universitaria, condena públicamente los hechos e iza la Bandera Mexicana a media asta. Luego, con un emotivo discurso se pronuncia a favor de la autonomía universitaria y exige la liberación de los presos políticos, refiriéndose a los estudiantes detenidos de la Preparatoria No. 1. Además, encabeza una marcha por la Avenida de Los Insurgentes, en donde surge un lema muy común utilizado por los estudiantes en ese Movimiento: ¡Únete pueblo!

El 31 de julio, elementos del Ejército, auxiliados por la policía y por perros adiestrados, supuestamente en busca de armas, allanan la Unidad Artística y Cultural del Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México, y detienen a 75 alumnos de la Escuela de Arte Teatral que estaban en una asamblea. Y desde luego que no se encuentra armamento alguno.

El 1 de agosto, se difunde desde Guadalajara, Jalisco, un mensaje por radio del presidente, el Licenciado Gustavo Díaz Ordaz, dirigido a los estudiantes. El mensaje fue repetido reiteradamente por la radio y la televisión. Esa era la primera vez que el mandatario se refería al conflicto estudiantil en un discurso que, a juicio de muchos críticos, fue una verdadera pieza demagógica, cargada de perversidad, cínica y carente de ética, en la que dijo, entre otras falacias: Una mano está tendida, los mexicanos dirán si esa mano se queda en el aire. Desde luego que los estudiantes, haciendo cierta rima, pidieron que se le hiciera la prueba de la parafina a dicha mano: ¡A la mano tendida, la prueba de la parafina!

El 5 de agosto, el profesorado del IPN, crea el Comité de Profesores del IPN Pro Libertades Democráticas, cuya finalidad era que la ciencia y la cultura se impartiera a hombres libres. Además, acorde con las exigencias estudiantiles, exigía también la liberación de estudiantes, de profesores y de ciudadanos, la derogación del Artículo 145 del Código Penal, castigo a los responsables de las represiones, la desaparición del Cuerpo de Granaderos y el respeto a los planteles educativos. Así mismo, critican a la FNET por promover el divisionismo entre los estudiantes.

En ese mismo día, estudiantes universitarios y politécnicos, organizan una marcha a la que se suman contingentes de la Escuela Nacional de Agricultura (la ENA, actualmente UACh: Universidad Autónoma Chapingo), de la Normal y de varias preparatorias que se habían mantenido hasta entonces al margen. El descontento crecía y las manifestaciones se extendían, tal como estaba planeado.

A propósito de la ENA, era en ese entonces una escuela militarizada y los alumnos de Chapingo eran los únicos que en esos años tenían por lo tanto cierta instrucción militar formal; además, en la ENA había un arsenal que constaba de fusiles de cargo, municiones útiles, bayonetas, escolta y banda de guerra. Una noche arribó un comando del Ejército a Chapingo, se dirigieron a la casa del Jede del Departamento de Inventarios, el Señor Mario Hernández, quien vivía en la entonces Unidad ISSSTE, y junto con él, secretamente, se dirigieron al arsenal y extrajeron todo el armamento, solamente dejaron la escolta y los instrumentos la banda de guerra. Cuando los alumnos de la ENA se sumaron al movimiento estudiantil, sí que hubo cierta preocupación por parte del gobierno.

EL CONSEJO NACIONAL DE HUELGA

El 8 de agosto de 19168, se conforma el Consejo Nacional de Huelga (CNH), integrado principalmente por estudiantes de la UNAM, del IPN, de la ENA, de las Normales, del Colegio de México, de la Universidad Iberoamericana, de la Universidad LaSalle y de otras universidades de provincia. Ese Consejo lo llegaron a integrar hasta 77 representantes de diferentes instituciones educativas. Infortunadamente, desde su formación, el Consejo fue infiltrado por agentes de Corona del Rosal, como Sócrates Amado Campos Lemus, Áyax Segura Garrido y Mario Romero Ramírez, alias ’el Fish’; además, por agentes de la Secretaría de Gobernación y del Estado Mayor Presidencial.

Constituido el Consejo, lanza desde sus inicios el famoso Pliego Petitorio de los Seis Puntos. Dicho Pliego exigía lo siguiente:

1) Libertad de los presos políticos;
2) Derogación de los artículos 145 y 145 bis del Código Penal, sobre los delitos de disolución social;
3) Extinción del Cuerpo de Granaderos y la no creación de cuerpos semejantes;
4) Destitución de los generales de la policía Luis Cueto Ramírez y Raúl Mendiolea, y del Teniente Coronel Alfonso Frías;
5) Indemnización a las familias de los muertos y heridos víctimas de la agresión desde el viernes 26 de julio en adelante; y
6) Deslinde de responsabilidades de los actos de represión y vandalismo por parte de las autoridades, a través de la policía, granaderos y el Ejército.

El 13 de agosto, se llevó a cabo la primera manifestación al Zócalo Capitalino, con la asistencia de unas 150 mil personas, entre estudiantes y maestros del IPN, la UNAM, la ENA (Chapingo), las Normales, otras escuelas y público en general. La marcha inició en el Casco de Santo Tomás (IPN), fue encabezada por la Coalición de Maestros y se efectuó de manera ordenada y pacífica.

El 15 de agosto, el Consejo Universitario de la UNAM, la máxima autoridad de esa casa de estudios, manifiesta apoyar las demandas de los estudiantes.

El 16 de agosto se integra al Movimiento Estudiantil la Asamblea de Artistas e Intelectuales. Además, inician los mítines relámpago con brigadas de volanteo y difusión de información a la ciudadanía ante una prensa vendida y acosada; así mismo, dan inicio formalmente los ’boteos’ para recabar fondos para el Movimiento.

En ese Movimiento Estudiantil el alumnado participante fue el de los niveles medio superior y superior, esto es, alumnos de las preparatorias, de las vocacionales, de las normales, de las universidades y de similares niveles. Los estudiantes del nivel básico de secundaria no participaron. El control era eficiente y la SEP (Secretaría de Educación Pública) estuvo muy atenta a cualquier incipiente manifestación de apoyo. Empero, al menos, la Directora de la entonces Escuela Secundaria Federal Ignacio Ramírez, la localmente famosa en Texcoco ESFIR, la Profa. María Luisa Catalán Catalán (sí apellido paterno y materno iguales), les permitía a los alumnos de la ENA ingresar al plantel, a las aulas, para que proporcionaran información acerca del Movimiento Estudiantil, repartieran volantes y recabaran fondos mediante el boteo. Y fueron varias veces que los estudiantes de Chapingo realizaron esas visitas.

El 22 de agosto, el Licenciado Luis Echeverría, Secretario de Gobernación, propuso realizar un dialogo ’franco y sereno’ para esclarecer los orígenes y desarrollo del problema. En el CNH se discutió entonces la invitación y de acepta dialogar con el gobierno, pero solicita que ese dialogo sea público y frente a la prensa, la radio y la televisión.

Por la noche del 23 de agosto, nuevamente se discutió la invitación al dialogo que proponía el gobierno, pero los infiltrados de Corona del Rosal en el CNH, Sócrates Amado Campos Lemus, Fernando Hernández Zárate y Sóstenes Tordecillas, entre otros, boicotean la asamblea de la comunidad universitaria en donde se discutía dicha invitación, insistiendo y condicionando a que, éste, fuera público, con la presencia de la prensa escrita, la radio y la televisión. Y obviamente que el diálogo nunca se realizó.

El 24 de agosto, el Sindicato Mexicano de Electricista (SME), de la hoy extinta Compañía de Luz y Fuerza del Centro (L y F), acercándose a la verdad subyacente, declara estar de acuerdo con los estudiantes, rechaza cualquier infiltración extraña (como era el caso de la CIA) que trate de crear el mito de que México está saturado de comunistas. Además, califica de urgente que las autoridades y los auténticos estudiantes inicien pláticas encaminadas a la solución del problema.

MANIFESTACIÓN EN EL ZÓCALO CAPITALINO

El 27 de agosto se llevó a cabo una marcha multitudinaria del Museo Nacional de Antropología al Zócalo Capitalino. Marcha a la que asistieron alrededor de 300 mil personas y en la que se le exigió al gobierno el cumplimiento del Pliego Petitorio de los seis Puntos elaborado por el CNH; y ahí, se dieron tres hechos importantes:

1).- Se arrea la Bandera Nacional y se iza una bandera rojinegra en la astabandera del Zócalo, hecho sugerido por la CIA a los infiltrados en el CNH. La idea, de acuerdo a los planes del Gobierno de los Estados Unidos, era exacerbar y provocar al Gobierno Mexicano;

2).- El infiltrado, Sócrates Campos Lemus, toma el micrófono y plantea que el presidente, Díaz Ordaz, se presente el 1 de septiembre a las diez horas de la mañana, en el Zócalo, para iniciar el diálogo tendiente a solucionar el problema estudiantil. Desde luego que eso era imposible porque el 1 de septiembre es el Día del Informe Presidencial; además, ese planteamiento no había sido acordado por el CNH, situación que desconcertó a muchos alumnos asistentes. Y es que la idea seguía siendo la misma: boicotear cualquier posibilidad de diálogo para solucionar el conflicto; y

3).- Un grupo de manifestantes, con el permiso de la clerecía católica, subieron a las torres de la Catedral Metropolitana, encendieron las luces y doblaron las campanas.

Más tarde, por la noche, policías, granaderos y elementos del Ejército, desalojaron por la fuerza a los estudiantes que se habían posesionado del Zócalo Capitalino

Pero en la madrugada del 28 de agosto, agentes a las órdenes de la CIA, cambiaron la pequeña bandera rojinegra izada por los manifestantes e izan una de mayor tamaño.

Posteriormente, durante la mañana de ese mismo día, el Gobierno del Distrito Federal organiza una manifestación de burócratas en desagravio a la Bandera Nacional. Todos eran acarreados y llamados coloquialmente ’borregos’, y para confirmarlo, los mismos acarreados empezaron a balar: ¡Beee… beee… beee! Además, como un acto de dignidad, manifiestan estar de acuerdo con el movimiento estudiantil.

En consecuencia, el gobierno emprende la represión contra los trabajadores, estudiantes y público en general que ahí estaban concentrados; y desde una de las ventanas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, un francotirador dispara contra la ciudadanía concentrada en el Zócalo.

Continuará. Parte 3


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.